viernes, 30 de mayo de 2008

A coke, a mid-second season Sex & The City DVD and a pack of Marlboro Lights



Give me the slow motion


Give me the butterflies


Give me the kiss, the hugh, the cuddling


You gotta give me something...


lunes, 26 de mayo de 2008

"...Él caminaba con su pensamiento, reciclaba emociones y permitía el paso a otras nuevas en su tenue sedentarismo.
Las puertas estaban abiertas, las ventanas permitían el ingreso del aliento vital de la mañana otoñal. El frío recorría sus venas, sus brazos desnudos al arremetente vendaval.
Estaba sentado en medio del vacío, en medio de infintas posibilidades que lo atravesaban sin notarlo.
Sus ojos estaban cerrados, mas esto no le impedía ver. Veía, quizá, con una claridad con la que nunca antes había visto. Su vida, sus sentimientos, sus apegos, sus conexiones. Permaneció inmóvil, entrando en resonancia con los latidos de su corazón.
Pum pum.... pum pum.... pum pum...
Ese sonido tan vital, que nos vigoriza y nos mantiene con vida. El silencio le rodeaba, sus pensamientos fluian a velocidades peligrosas y sus emociones cambiaban casi a la misma velocidad.
Ahí estaba. Sí, aquel pequeño pedacito, ese al que le había costado tanto trabajo llegar, se presentaba ante él, la máscara a un lado.
Y de repente, sonrió, y se esfumó.
Él estaba aún inóvil, viendo pasar las oportunidades que jamás lograría aprovechar.
Ante él, una encrucijada.
Y ante él, la mirada.
No podía evitar sentir que había perdido algo ante la vorágine consumista y la fachada de adrenalina que manejaba la gran ciudad.
Y lo quería de vuelta.
Y sí, lo sabía. Era pedir demasiado demasiado.
Quizá su destino residía en su soledad... o quizás no
¿Quién sabe?..."

domingo, 18 de mayo de 2008

Tiresome, musicless Sunday night



Las melodías interminables coaptan la densa discontinuidad que en el límite de lo que podemos pensar se convierte en una liviana conducción.

Hay millones, imperceptibles, como ecos a la deriva de un espasmo en el campo electromagnético que ya hace tiempo ha ocurrido.

Miles y miles, entonadas y cantadas, cual una sonrisa enroscada en su propia emoción.

Todos tienen su melodía, y en una comunión infinita, todos han oído el arrullo del cosmos.

Esa dedicatoria unívoca, la marca y la huella. El tiempo y el olvido.

¿Cuándo, me pregunto, habré de ser partícipe en el éxtasis sublime de la orgía universal?

Universo.

¿Cuándo cantarás para mí?

sábado, 17 de mayo de 2008

- - - - Nada extraordinario o significativo para decir - - - -

Tired of waiting...
Just wanna reach you
And hug you
And kiss you
...........................................
My heart is empty-sided
No sé qué hacer
La realidad introvertida me está comenzando a molestar.
Hay una pequeña parte mía que aún espera.

jueves, 15 de mayo de 2008

What's the point of waiting

For life to come

I could go further

And no one's surprised

Your plans collapse, run off or fall apart...

martes, 13 de mayo de 2008



Caminando entre la red interminable y la masa incandescente,

perdido en la enorme cantidad.

Mi alma pide a gritos sentirse completa, necesita un catalizador para encadenar los eslabones quebrados y esparcidos por ahí.

Una opción que todavía no logra cerrar.

La oscuridad comienza a ganar terreno, por más que mi otra parte le indique la infame estupidez de la cual es presa.

Caminando, solo, en la maraña multitudinaria, escuchando música.

Todo parece muy surreal.

It needs to stop.


I bless the ways that we're walking

The words that we're talking

And there's more than eyes can see

Beyond the walls of the things I've done

You're waiting me

And love's the perfect key...


I walk alone, I walk alone




I need to put a stop to it

jueves, 1 de mayo de 2008

Flujo intermitente



Fluimos como la oscuridad, nos ahogamos en el río y somos transformados en nada más que vacíos escombros sobre la orilla.


El viento azota con su etérea presencia los lugares, las consciencias, las personas....


Y es entonces cuando alzamos nuestras cabezas, y es entonces cuando volvemos a nacer.

Fluimos como la luz, nos empapamos en las emociones y somos transformados en hermosos centelleos en el cielo.


El fuego acaricia nuestro cuerpo, el palpitar, el nerviosismo, el sudor....


Es entonces cuando retraemos nuestro corazón, y es entonces cuando comenzamos a florecer.


Somos luz, somos oscuridad y fluimos entre esta enorme masa mundana.


El agua seduce nuestros sentidos, el rocío, el llanto, la lluvia....


Entonces rompemos las barreras, un una noche especialmente tormentosa.


Somos carbón, y nitrógeno, hidrógeno y oxígeno....


Es la tierra la que nos llama, es ella nuestro principio y nuestro fin...


Y finalmente, es entonces, cuando ya estas líneas no tienen sentido.


El palpitar, el sudor, la lluvia...


La electricidad intermitente, la energía malgastada.


No hay fin, ni principio.


No hay ayer, ni mañana.


También dudo que exista el hoy.